Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

domingo, octubre 23

Una de esclavos y teatreros

Pasaba un viejo conocido por delante del Ayuntamiento el viernes al mediodía, y después de verles comer, beber y meter ruido a nuestros insignes sindicalistas municipales en los accesos al Ayuntamiento en una improvisada y reivindicativa merendola, observó como ponían unas carteles en las paredes de la casa consistorial, y me cuenta, que al menos uno de ellos, le llamó poderosamente la atención.
El cartel decía así: "No somos esclavos, somos trabajadores".
"Bendita esclavitud" -pensó mi amigo-, "Teniendo en cuenta que una mayoría de la ciudadanía les envidia y aceptaría a pies juntillas o cambiaría sus condiciones laborales y sus nóminas por la de estos autodenominados "esclavos".
Demasiada estupidez para ser creible y digna del mínimo crédito.

Pero mi amigo sabe que todo puede superarse, incluso este grado de estupidez, y esta tarde, cuando volvía a pasar por el mismo lugar, observó una representación teatral, que si bien se presuponía que era un alegato en contra de la otan, sin n, (¡Que pena que por una letra no estemos de acuerdo!), en la misma se hablaba de pobres trabajadores sancionados y discriminados injustamente por culpa de la maldita regulacion y ordenación de los aparcamientos en el municipio. ¡Pobres!.

Visto lo visto, mi amigo me ha comentado la lastima que le produce la perdida de tanta energia positiva en esperpentos tan poco edificantes. En fín, que no piensa dejar de pasear, que se está pensando el reivindicar la esclavitud para sí, y que el teatro de calle, con la cuadrilla de los plataformeros pierde mucho.
¡Feliz semana!

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio