Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

domingo, noviembre 13

Emigrantes e integración

El ritmo de crecimiento anual de la población del Estado es inusual en un área como la europea de comienzos del siglo XXI si tenemos en cuenta que el número de residentes ha superado ya claramente la cifra de 44 millones, habiendo subido más de un 2% si lo comparamos simplemente con el año anterior. Todo esto, si solo sigue a este ritmo, es decir, si no aumenta, lo cual tampoco sería descartable, supondría duplicar la población en menos de 35 años.

Parece ser que la población inmigrante supone ya algo más del 8% y que es “responsable” del 80% del crecimiento registrado, lo que parece que ayuda a deducir que el crecimiento del número de habitantes se debe casi en exclusiva a la población venida de fuera que se empadronó en los últimos meses.

Los países de origen también están bastante focalizados siendo Marruecos, Ecuador, Rumanía, Colombia y Gran Bretaña y los lugares de destino Baleares, Madrid y toda la costa mediterránea, desde Murcia hasta Cataluña.

En Euskadi el ritmo es sensiblemente menor, siendo Bilbao y su comarca la zona de mayor acogida. Y en Sopelana, menor aun, si bien el número de ciudadanos y ciudadanas empieza a ser significativo y las problemáticas de estos colectivos requieren de una atención y respuesta específica.

La necesidad de una atención a la población inmigrante requiere de políticas sociales específicas y tenemos la obligación no solo de atender sus demandas, sino de trasladarles un mensaje claro de que estamos con ellos y de que vamos a ayudarles en ese problema que surge a toda persona que viene de una cultura distinta y que quiere y desea integrarse en la colectividad a la que llega.
Desde la Mancomunidad de Uribe Kosta, en lo que nos toca más directamente, creo que es el momento de plantearse una actuación a medio plazo que sea especifica al respecto.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio