Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

domingo, diciembre 11

Montreal, Kioto y la necesidad de ser optimistas

Parece ser que todo el mundo coincide en calificar como "gran avance" el resultado de la Cumbre del Clima de Montreal que ha concluido con nuevos acuerdos para reducir las emisiones de gases.

Es cierto que parece ser que, aunque no tienen intención de que sirva de precedente, el sentido común ha prevalecido en esta ocasión y "todos" los paises que han estado presentes están dispuestos a hablar de nuevas reducciones de emisiones, de desarrollo limpio, de dialogo para explorar nuevas estrategias, de planes de adaptación, de talleres de aprendizaje, de registros de tecnología verde e incluso de sanciones para quien no cumpla con los objetivos.

Parece ser que el mero hecho de que el parrafo anterior sea cierto hace que el protocolo de Kioto sea hoy más fuerte que ayer. Pues encantados. El que los representantes de todas las banderas reunidas, 190, hayan reconocido la urgencia de la amenaza que el cambio climatico supone para los paises más pobres del mundo, y finalmente, para todos nosotros, es una muy buena noticia. Pues eso.

Además, esta vez el mundo de la política y la ecologia, como motores de este tipo de dialecticas han cedido su protagonismo al mundo de los negocios y las inversiones, una vez que éstos se han dado cuenta de que es posible luchar contra el cambio climático manteniendo la competitividad y el crecimiento.

Incluso nuestro Bill Clinton se mostró claramente a favor de la toma de estas medidas y destacó las ventajas del desarrollo de nuevas tecnologias sobre el crecimiento económico de los paises.

Alguno ya han insinuado que el acuerdo de minimos llega demasiado tarde como para avanzar suficientemente en futuros tratados que ayuden a paliar los efectos del cambio climático. Pero cuando me cuentan que entre los asistentes es general la opinión de que para la Administración de George Bush los resultados de esta Cumbre suponen un serio revés, y que la mayoría salió pensando que el mundo está unido ante la peor amenaza ecológica para la humanidad, eso sí que me tranquiliza algo más.

No se si los recientes disturbios climáticos, como los huracanes, tifones, inundaciones y sequias están estrechamente relacionados o no con el calentamiento global que ha sufrido el planeta, pero si no conseguimos detener el cambio climatico, probablemente, como dice el dicho, "lo que no mejora, empeora", y las mayores catastrofes estarían por venir.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio