Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

miércoles, enero 18

¡Jolín con los militares!

Ahora que ya me estaba empezando a convencer que incluso el ejercito español era tan "demócrata" como los de los paises del entorno del norte, la hilera de militares haciendo declaraciones, cuando menos antidemocráticas y anticonstitucionales, me han despertado del sueño o tendencia a creerme lo que oía reiteradamente en algunos ambientes, y ya empezaba yo a pensar que a lo mejor estaba equivocado con eso de mis alergias a este tipo de señores.
Me preocupa que haya partidos, presuntamente democraticos y constitucionales, que lo alienten o no lo condenen rotundamente, y que no manifiesten tajantemente que estos señores que cobran suculentas nóminas supuestamente para defendernos de malvados enemigos externos lo único que tienen que hacer es obedecer al gobierno civil legalmente constituido y que sus opiniones nos importan lo mismo que la de un carpintero, un frutero o un médico. Ni más ni menos.
Lo que pasa es que si alguno de los anteriormente citados hace declaraciones con un arma en la mano, la cosa cambia y parece que es más importante o más dificil no hacerle caso. Pero eso no está bien.
Por lo que se vé, el hecho de tener una pistola a disposición da cierto morbo, y se tiende a pensar que no eres solo el perro guardian obediente a la voz de tu amo, que no es otro, insisto, que el gobierno civil legalmente constituido, y se tiende a autoconsiderarse salvador. A unos, a los militares de uniforme, por lo general les suele dar por autoconsiderarse salvadores de patrias de poderes facticos y económicos tradicionales; a los otros, a los militares de capucha, les suele dar por salvar a una ciudadanía políticamente mayor de edad que se sabe defender muy bien en la democracia y no necesita de sus sanguinarios servicios.
En definitiva, que entre unos y otros, que no se resisten a renunciar a salvarme de "sus" fantasmas, que no de los mios, me recuerdan una y otra vez, que mi hístórica manía a los "todo por la patria" estaba bien asentada, y que mis deseos de que se descubra una isla desierta, o a lo sumo con alguna cabra, que parece ser que les va la marcha y les gusta, sobre todo a los "legionarios", donde los podamos enviar a todos a que jueguen a guerras entre ellos y nos dejen a los demás en PAZ, con mayúsculas.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio