Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

lunes, marzo 6

La convención del PP

Comentaba Iñaki Gonzalez en DEIA sobre la Convención Popular la curiosa autodefinición como “centrista reformista” de un partido cada vez más escorado a la derecha y cada vez con menos disimulo a sus añoranzas de tiempos anteriores.

Una cita en la que sin disimulos se anticipa un documento final no modificable en lo sustancial dejando bien claro que los asistentes deben limitarse a escuchar y aplaudir, no en vano su convención es un proceso de reunión y aclamación sin capacidad decisoria ni correctora de las decisiones del comité ejecutivo.

Un ideario que se resume en una palabra: liberalismo, como sinónimo de libertad, y sociedad abierta. Un espíritu liberal similar al de 1812. Un espíritu que, por cierto, sirvió para arrebatar el cuerpo jurídico foral y romper el pacto de la corona con los territorios vascos con normas que, por cierto, la Constitución española de 1978 derogó.

Un discurso nacional español frente a lo que llama nacionalismos excluyentes. Un nacionalismo absorbedor de otros, que con tradición cultural y conciencia sociopolítica histórica propias, parece ser que en su ideario no tienen derecho ni a existir.

Una serie de medidas tendentes a facilitar la recentralización del Estado. A saber:
-Elevar la mayoría necesaria para modificar estatutos,
-Habilitar el recurso previo de inconstitucionalidad y
-Detallar las competencias exclusivas del Estado.

No se puede, comentaba Iñaki, y yo lo suscribo al 100%, decir que sea hueco el ideario. Pero tampoco que sea sinónimo de libertad.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio