Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

sábado, abril 1

Las madres son sabias

... El día que fue invitada a cenar a casa de su hijo, mientras observaba el comportamiento de éste y de la amiga y compañera de piso, se preguntó si se estarían acostándo juntos.

Leyendo el pensamiento de su madre Saul le dijo:
-Mama, se lo que piensas, y no es así, Sara y yo solo somos compañeros de apartamento.

Una semana mas tarde, Sara le comento a Saul que desde el día en que su madre vino a cenar, no encontraba el cucharón grande de plata para servir las salsas. Saul respondió que conociendo a su madre, dudaba que ella se lo hubiese llevado sin embargo le escribiría una nota y la dejaría en un lugar visible, y escribió:

"Querida madre, no digo que tu tomaste el cucharón de plata de servir salsas, pero tampoco digo que no lo tomastes, pero el hecho es que desapareció desde que viniste a cenar a mi apartamento. Con todo amor Saul".

Días mas tarde Saul encontró una nota de su madre que decía :

"Querido hijo, no digo que tu te acuestes con Sara, Pero tampoco digo que no te acuestas con ella, pero el hecho es que si Sara se acostara en su propia cama, ya habría encontrado el cucharón de plata de servir salsas, que yo puse bajo sus sabanas. Con todo amor, Tu Mama."



Nota:
Respuesta a la pregunta del sábado de la semana pasada:
-¿Que hacer?
-¡Pues que paren el Tiovivo!


Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio