Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

sábado, abril 22

Los pelos de la Sra. Blair

Ya en la época de los romanos se decía que la mujer del Cesar no solo no debía de ser puta, sino que debía de intentar no parecerlo a los ojos del personal cuya opinión era considerada como “de peso” y, lógicamente también, a los ojos del Pueblo en general.

La polémica esposa del primer ministro británico, Tony Blair, vuelve a dar que hablar. Según revela hoy el periódico The Times, Cherie Blair se gastó 7.700 libras esterlinas (11.127 euros) en un peluquero personal en el mes que duró la campaña para las elecciones generales del pasado mayo, gastos que cargó a la cuenta del Partido Laborista, lo que ha desatado el escándalo.


A primera vista, y a no ser que Cherie nos confiese algún problema muy gordo en la parte superior de su cabeza, la cosa parece ser que queda francamente fea y, lo que es peor, claramente impropio de un Partido que, aunque en política internacional sea muy amigo de Bush, se autodefine como laborista o de izquierdas.

Mal rollo y complicada solución, porque aunque ahora vaya y diga que lo paga de su bolsillo, es decir, que lo siguen pagando los mismos pero por vía distinta, el votante que gana mensualmente la octava parte de lo que se gasta la primera dama en pelos, no se si querrá dentro de unos días compartir papeleta electoral con la despeinada.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio