Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

sábado, julio 1

Si alguien rapta a mi hijo


Luis Solana, en su Blog, lo dice como lo piensa: si una banda rapta a mi hijo, yo pago lo que me pidan. Si una banda amenaza de muerte a mi hijo si no pago, yo pago.

Unos empresarios navarros han sido detenidos, esposados e interrogados por haber (parece) aceptado pagar a ETA hace años tras una carta de amenaza de muerte.

Un juez ha reactivado una causa olvidada hace años. Un juez que parece olvidar que jamás se ha tratado así a ningún acusado de haber pagado a ETA. Y llevamos la tira de años con jueces en la Audiencia Nacional y con terroristas en nuestras vidas.

¿Por qué se pretende precisamente ahora convertir en criminales a los aterrorizados por ETA? ¿Qué hay detrás de las decisiones judiciales que ahora vienen de la Audiencia Nacional?

Tengo muchos amigos conservadores que tienen empresas y que tienen hijos. A varios les he preguntado ¿qué harías tú si recibes una carta de ETA amenazando tu vida o la de tu hijo? Pagar, me han dicho todos.

El Código Penal tiene razonado el temor como atenuante o eximente. Ese juez que ha ordenado poner las esposas, repito, las esposas,a dos empresarios debe tener otras razones para hacer lo que ha hecho. Ningún ser humano puede dejar de sentirse solidario con otro ser humano que siente la amenaza para sí o para su familia.

Ya se que las leyes dicen lo que dicen sobre la colaboración indirecta con el terror que significa ceder a un chantaje. Pero entiendo y comprendo que un padre ceda.

Tengo un amigo que ha tenido hace poco un hijo. El es muy conservador, y tengo por él una gran admiración. Faltaría más que no admirase a un gran profesional por ser de derechas. Bueno, no he podido preguntarle lo que aquí planteo, pero como habrá muchos padres semejantes, lo hago en este blog y así lo pueden contestar más padres: ¿qué harías tú si te dicen que o pagas o matan a tu hijo?

No puede ser que cuando se está intentando que el drama del terror termine, aparezcan puristas del derecho para dificultar las cosas.

Claro que las leyes hay que aplicarles, pero no se pueden olvidar las posibilidades de erradicar la muerte y el terror. Si existen.

Que alguien haya pagado a ETA por miedo, hay que tratarlo con mucho respeto. Decidir que le pongan las esposas a un aterrorizado cuando el que lo decide tiene escolta y el aterrorizado esposado no, es digno de meditación.

Por favor, cada uno de vosotros poneos en esa situación. Yo ya me he puesto y aseguro que el juez Grande Marlasca ha cometido un error contra el ser humano: no se puede esposar a un aterrorizado, sólo a un terrorista.

¡Cuántas cosas vamos a vivir en el dificilísimo proceso de paz que se avecina! Pido serenidad porque la meta vale la pena.

¿Alguno está en desacuerdo?

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio