Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

domingo, agosto 13

Aunque yo no vaya, que pueda ir el que lo desee, si lo hace civilizadamente, y que se manifieste donde, como y cuando quiera.


A veces da la impresión de que nos estamos volviendo un poco locos. Por un lado la tele dando canchita toda la semana sin parar a una manifa que primero convoca un ciudadano, luego aparecen “los de siempre” con que ellos van, los jueces se alertan y también organizan sus citas, aquel desconvoca, otros convocan, el fiscal opina que no está mal, la San Gil y su “cia” se estira de los pelos y todo el mundo dandoles canchita.

Parece como si el proceso, así llamado el periodo de reciclaje e incorporación lenta pero segura a la democracia del personal que antes se consideraban abiertos a todo tipo de métodos para conseguir sus objetivos y ahora resueltos a utilizar solo los democráticos como el resto de conciudadanos, dependiese del domingo. Y, afortunadamente, no.


Permitirles que se manifiesten democraticamente y que usen los mismos instrumentos que los demócratas no es ninguna cesión ni niguna claudicación. Es reforzar la democracia, consolidarla y hacerla más atractiva si cabe a aquellos que todavía no terminan de creerse las bondades del sistema.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio