Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

lunes, septiembre 11

La oportunidad perdida de Jorge Matas*

Oportunidad de cambiar el mundo dentro de la justicia, sí, aunque también de castigar a asesinos y colaboradores --no él, sino un tribunal internacional--.

Un hecho dramático, el arruinamiento de dos torres, con más carga simbólica que real, podría haber sido la espuela para lanzarse a una carrera de acciones valientes.

¿Hace falta decirlas?:

---Terminar de una vez con el foco gangrenado de Palestina y parar los pies a los lobos israelíes y a las comadrejas fanatizadas palestinas, alzando el estandarte de la paz y la vida por delante de cualquier consideración política: sólo con esta acción habría privado de argumentos vengadores a todos los “hermanos islámicos” del mundo y se habría asegurado un puesto en la historia.

---Ejercer una presión determinante, porque puede, para cambiar regímenes opresores, incluso deshaciendo alianzas perversas, suyas y de otros países.

---Inundar los países pobres con medios para salir de su pobreza y expropiar fortunas producto de la rapiña.

---Fundar una coalición forzada de países desarrollados para aterrar y desterrar a todos los dictadores que oprimen a sus pueblos.

---Cambiar la legislación mundial, establecimiento de un tribunal mundial efectivo con fuerza suficiente para perseguir a los asesinos sin respetar fronteras, incluyendo a tiranos sanguinarios...

---Ejercer un control riguroso de la venta de armas, único sustento de los señores de la guerra.

Fue su oportunidad histórica pero ha preferido pozos de petróleo y consignas “evangélicas” más propias de un predicador fanático que de un verdadero estadista.

Y no es tampoco nimio el delito de haber liberado los vientos de un torbellino que provocará --ha provocado-- más muertes entre los suyos. Estaba sordo al clamor popular ¡mundial! que le decía "NO A LA GUERRA": la gente quiere paz, no ve soluciones en la guerra y quiere que los políticos la busquen como sea.

Los problemas seguirán enquistados generando más fanáticos dispuestos a morir; los países más desarrollados se opondrán a visiones simplistas de la vida y de la historia y no comulgarán con sus consignas; las futuras grandes potencias tendrán más argumentos para sentirse bloques bloqueantes...

No percibe que es la injusticia impune la que alimenta el odio y el terrorismo, única arma que le queda al débil y a quien ha agotado los recursos del derecho.

Mofarse de la justicia como lo han hecho y lo están haciendo los EE.UU. sólo podrá traer rebeldía, terrorismo y, a la postre, decadencia.

¡La vida de los pueblos no difiere de la vida de las pequeñas sociedades y son las personas con coraje, con ideas y con poder las que hacen cambiar las sociedades! La historia les cede sitio para eso.


........................................................................................................................
* D. Jorge Mata (jugando al doble sentido, porque “mata, arbusto” en inglés se dice “bush”) ha pasado a la historia como George Bush.
........................................................................................................................
Texto leido en el Blog al que llegas pinchando en el título.
........................................................................................................................

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio