Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

martes, septiembre 5

Todos contra el canon



Desde hace ya tres años todas las personas usuarias de ordenadores tenemos que pagar un impuesto privado (técnicamente, se denomina canon) por cada CD y DVD virgen que empleamos. La recaudación va destinada a un par de sociedades de gestión de derechos de autor, entre las que destaca la SGAE, que aspiran así a compensar los efectos de la piratería musical y videográfica, tanto la del top manta callejero como la del P2P.

La recientemente aprobada Ley de Propiedad Intelectual no ha hecho sino confirmar este impuesto e, incluso, establecer las bases para que se pueda aplicar a nuevos soportes, en concreto a todos aquellos que tengan disco duro, como los propios ordenadores, los móviles o las cámaras digitales.

internet&euskadi, como asociación de personas usuarias de ordenadores en Euskadi, se ha integrado en la plataforma "Todos contra el canon" que pretende oponerse a este canon digital. También participan las principales asociaciones del Estado además de algún sindicato y hasta patronales. Sorprendentemente, los partidos políticos son los únicos que por el momento se mantienen al margen de este tema, como si no fuera con ellos.

Estas son algunas de las razones por las que pedimos la abolición del canon:

1. Es anacrónico. Emplea para ello el recurso de la copia privada, nacida en otros tiempos en que los bienes culturales se imprimían en papel o en discos y cassettes físicos.
2. Es indiscriminado. Cuando alguien compraba un cassete vhs virgen, era para grabar propiedad intelectual de otros en prácticamente el 100% de los casos. Pero los soportes digitales, en la "era digital", almacenan *todo*. No en vano se le llama "papel digital".
3. Tasa por igual al CD que va a contener canciones del top manta que al que se va a dedicar a almacenar fotos personales, sobre las que nadie puede reclamar derechos de autor.
4. Olvida la realidad. En el siglo XXI, cualquiera puede crear algo que necesite un soporte digital: sacar fotos, componer música, grabar y editar videos, preparar documentación. Sobre todo eso, debe teber derecho a distribuirlo libremente, sin que nadie cobre por ello, y mucho menos que se enriquezca en contra de sus deseos.
5. Daña la economía local. Salvo una, han tenido que cerrar todas las empresas que fabricaban CDs en el Estado. Ellas no tienen más remedio que incluir el canon en sus precios, mientras que hay decenas de importadores que traen productos de fuera, y no sólo por vías irregulares, sino haciendo uso de la libertad de movimientos de las mercancías en la UE.
6. Perjudica el desarrollo de la Sociedad de la Información y/o del Conocimiento. El progreso tecnológico está opuesto a cualquier barrera que pretenda extender a Internet conceptos del pasado, como la propiedad intelectual.
7. Es injusto. Hay miles de autoras y autores que ceden los derechos de sus obras (con licencias copyleft) y el canon digital también los incluye, generando mayores ingresos para las agencias de cobro, como la SGAE.
8. Está basado en argumentos falsos. Es cierto que cada día se venden menos discos, pero esto está más relacionado con un cambio de costumbres culturales que con la piratería. Lo que no dicen la SGAE y los defensores del canon es que los descensos en los ingresos por la venta de discos los compensa con creces con los constantes incrementos de las recaudaciones de conciertos. ¿Cómo se explica si no que, con esa gran piratería y caída de ventas, la SGAE bata records de recaudación?
9. El canon intenta proteger una forma de negocio que está obsoleta (ganar dinero mediante la venta de discos). Por supuesto esa protección esta contra toda lógica y la subvencionamos todos al comprar soportes digitales vírgenes.

Defendemos que a los autores, como al resto de profesionales, se les debe pagar por el trabajo realizado. Pero debe encontrarse el sistema para que quien use su obra para beneficiarse les abone lo que corresponda, sin perjudicar a la ciudadanía en general ni obstaculizar el avance más importante desde el automóvil: la sociedad de la información. No es labor del Estado promulgar leyes para regularizar el cobro de los derechos de autor, en todo caso, para proteger que cada autor licencie su obra como mejor le parezca.

--------------------------------------------------------------

Recogido del Blog de la Asociación Internet+Euskadi, de la que soy miembro y con quien comparto el criterio aquí recogido.


Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio