Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

lunes, octubre 30

¿Merece la pena el cambio?

Aunque el único lunes que tiene el fin de semana de dos días mas largo del año nos cueste entenderlo, los expertos coinciden en que el cuerpo humano se habitúa en cuestión de días al nuevo horario y en que no hay que preocuparse. Dicen que toda nuestra función biológica está sometida a ritmos, que es como si tuviéramos un reloj, y que éste lo ajustamos mediante la luz solar. Pues ya esta.

La naturaleza no sigue la lógica de los segundos y los minutos, sino los ritmos que marca la luz solar, así que a los animales y a las plantas que nos rodean ni les va ni les viene. ¡Estupendo!

Ahora bien, tras revisar los estudios en los que se basó la UE para aprobar de forma indefinida el horario de verano, se llega a una conclusión sorprendente: los informes determinan que el ahorro de energía utilizada en la iluminación con esta medida –que es la principal razón que se aduce– se encuentra sólo en torno al 0 % y el 0,5 % y, en el sector doméstico, puede representar un 5% desde final de marzo hasta final de octubre. Es decir, alrededor de 6 euros en el total de los 7 meses.

Ante esto cabe preguntarse: ¿merece la pena el cambio?

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio