Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

lunes, noviembre 6

Un mal día lo tiene cualquiera

Ayer fue uno de esos días que no hizo meritos para pasar a la historía de mi vida como destacado en sensaciones positivas.

¿Qué hacer cuando uno tiene un mal día? Es más, ¿se podría evitar tener un mal día? ¿Habrán destinado dinero los del I+D para investigar en la cura de los “malos días”? ¿Saben ustedes la del dinero que el Estado, impuestos alcoholicos aparte claro está, se ahorraría si su ciudadanía careciese de malos días? Creo que ni nos lo imaginamos. Por ese motivo yo recurro a mi propia medicina.

Tras una serie de reuniones matinales domingueras, donde uno había puesto ciertas esperanzas, no obtienes los resultados previstos, el primer paso, para compensar el mal comienzo, es recurrer al deporte, como espectador, claro está. A ver si los equipos a los que animo habitualmente me sacan de la crisis. Voy a La Casilla a ver al Bilbao Basket y, pues eso, que no me ayudan nada.

Entonces invito a la familia a comer fuera de casa, a comer en un restaurante tranquilamente a festejar el cumple de mi hija y, por votación, me ganan y me llevan a un Mac Donald lleno de infantes. Empiezo a pensar en una confabulación.

Tranquilo que por lo memos podré ver ganar al Athletic y aunque eso no lo arregla todo, en fin, algo es algo. Pues ni eso.

A casa a relajarme, zapatos fuera, empiezo a pensar en el periodico y el sofa y oyes esa voz angelical que te pregunta si le ayudas a terminar los deberes del insti.
-Por supuesto cariño, pero ¿Cómo no los terminastes ayer?


A eso de las nueve, pongo el Teleberri y nos dicen que "Nocilla" ya ha elegido compañeros de viaje. Mi apuesta, en principio, perdida. ¿Alguien da más? Pues sí. El que se ha autonombrado Sheriff Mundial festejando la muerte. Y aunque sea la de un ser despreciable como el ex-dictador irakí, ya que le viene bien en su campaña electoral, no es de recibo.

Asi que ya, a eso de las diez, al sofa a terminar el día viendo Balbemendi con mis hijos intentando descubrir quién es el malo o la mala de la serie. Candidatos no nos faltan. No es un mal final para un día fatal.

Y hoy lunes, seguro que puede ser un gran día. Planteemoslo así.

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio