Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

domingo, julio 2

Blazquez, Rouco y la unidad (de España)

Si bien reconozco que el Sr.Blazquez no está entre mis personajes públicos favoritos, habrá que reconocerle cierto mérito en la utilización del freno a la Conferencia Episcopal Española en el obstinado interés de algunos miembros de la misma por hacer pública su preocupación por la situación política y la unidad de España. Algunos disimulan malamente lo mucho que le echan de menos al bigotes en La Moncloa.

Por otra parte, supongo que si dicha Conferencia refleja la pluralidad de la feligresía a la que dice representar, las posibles posiciones y opiniones de los distintos miembros podrían ser casi tan plurales como la sociedad misma.

En cualquier caso, una opinión pública, sobre un tema tan político y tan opinable, que sin malas artes, no puede deducirse del mensaje de Jesús, en Euskadi, seria dificilmente entendida.

Pero el Cardenal Rouco no se da por vencido y ha solicitado que al menos en su feudo, la Comunidad de Madrid, se incluya en la oración dominical de los fieles la petición de rezar, entre otras cosas, por la unidad de España, pues no en vano, en sus discursos, ha vinculado reiteradamente la unidad de España a sus profundas raices cristianas y alerta del peligro de los “particularismos”.

¿Se creerá el Sr. Rouco que el mensaje de Jesús y las distintas opiniones que sobre la unidad de los pueblos de la peninsula en sus distintas formas y alternativas son incompatibles.

Las cruzadas por la unidad de las tierras cristianas fueron desgraciadas equivocaciones de la Edad Media, aunque otros (Bush, Aznar, …) sigan empeñados en mantenerlas en vigor utilizando otros nombres pero parecido objetivo en pleno siglo XXI


Etiquetas:

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio