Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

jueves, septiembre 28

Una buena noticia para Iglesia y Estado


La verdad es que comparto la alegría de que, aunque sea muchísimo más lentamente de lo que a uno le gustaría, las "cosas" se vayan aclarando. Y las cosas son muy variadas. Desde la política a la religión, pasando por infinidad de temas que poco a poco van mejorando.

Y en un claro ejemplo de una de esas cosas, comparto con Solana su alegría por ver que los impuestos de cada uno, no vayan a pagar a confesiones religiosas que ese uno no profese. Asimismo, me parece algo más que razonable que el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, haya anunciado que las ONG que cumplen con fines de interés social también percibirán, al igual que la Iglesia, el 0,7 % del IRPF

Porque ¿Alguno de vosotros cree que es bueno que con los impuestos de los ciudadanos no confesionales se paguen ritos y funcionarios de cualquier teoría religiosa?

Este Gobierno ha decidido que eso de pagar todos las ideas religiosas de algunos, se ha terminado. Que paguen los fieles.

Pero el acuerdo es generoso. Se acepta que se dedique el 0,70% del IRPF del donante para pagar los servicios y los funcionarios de la Iglesia Católica. Hasta ahora se les entregaba el 0,52%

Espero que los obispos declaren que están satisfechos.

En el acuerdo se dice que -desde ahora- ya no hay más recursos disponibles para la Iglesia Católica que aquellos que aporten por este método sus fieles.

Llega la hora de la verdad: la Iglesia Católica tendrá los dineros que los católicos decidan aportar.

Perfecto: usted cree en un Dios y en una organización religiosa que administra en su nombre personas y bienes, pues usted financia a los administradores y sus actuaciones.

El colocar a las religiones en un nivel distinto de la sanidad, la enseñanza, la cultura o el arte, me parece un gran paso en un país que declara en su Constitución que no es confesional.

Supongo que pronto conoceremos cómo se pagará a protestantes, judíos, mahometanos y a todos los demás respetables credos religiosos. Pero lo bueno del acuerdo con la principal religión de este Estado es que tiene un límite. Desde ahora, los que no queremos, no pagaremos a la Iglesia Católica (ni a ninguna otra) una cantidad sin límites claros, como pasaba hasta ahora.

Vamos a ver que dicen los “liberales” de la COPE; qué dice Jiménez Losantos.

Esos personajes defienden que no debe haber ninguna aportación del Estado a la actividad privada. Muy bien. ¿Las religiones qué son?

Federico Jiménez Losantos
, dice que el liberalismo entraña que el Estado no debe ser actor en la escena económica y social. ¿Y en la religiosa? Me temo que ahí igual dependerá de su nómina.

Porque, creer en Dios, Losantos cree lo mismo que yo.

Etiquetas:

Firmado:->Ricardo Ibarra 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio