Erikenea, -del 31-VIII-05 al 31-III-07-

domingo, enero 21

Justicia distributiva

Después de publicar el pasado jueves el artículo A vueltas-con-las-vpo, Cristina me respondió al escrito con un texto que puse en el apartado de Comentarios en cuanto lo leí. No estaba de acuerdo con algunas de las cosas que mencionaba en su escrito y estaba comenzando a redactar una respuesta cuando leí ésta otra de mi compañero blogero y sopeloztarra de "El Rincón de Rubín". Como el texto me parece asumible, casi en su totalidad, lo traigo hasta aquí como respuesta a Cristina. Dice así:

He leído en el blog amigo, http://sopelana-erikenea.blogspot.com/ una intervención de una tal Cristina que me dejó pasmado al principio y que no puedo dejar de reflexionar sobre ella. El tema era sobre el sistema de sorteos para la adjudicación de los pisos de VPO, protegidos y demás.

El blogero lo criticaba por el espectáculo, yo le llamaré circo sin que sea menospreciar a éste, y la intervención de Cristina defendía el sistema y llegaba a calificarlo de un sistema de justicia distributiva, aunque limitado.

El que a la justicia se la represente ciega no quiere decir que deba dictar sentencias basándose en el azar.

Una reacción espontánea fue colgar en el blog una intervención corta, incluso con faltas de ortografía, pero es que no se me alcanza la relación entre la diosa fortuna, la justicia social y un a quién Dios se la dé que el Sr. Madrazo (consejero de vivienda del Gobierno Vasco) le haga entrega de las llaves.

Todo esto no sale ya en el nodo de la quincena, pero a cambio es portada en los teleberris del día, con los jóvenes saltando de alegría por la visita de la fortuna y con otros miles que confían en que otro día, en otro polideportivo les sea más favorable.

Si Cristina supiera algo de loterías y de sorteos benéficos, hubiera entendido que desde su origen, todas las loterías, rifas de la caridad, boletos en combinación con la ONCE para los viajes de estudios de los niños, etcétera, no tienen otra finalidad que la de recaudar fondos, nunca lo es entregar un premio, mucho menos distribuir justamente un bien.

Si en este sistema no hay afán recaudatorio hay que preguntarse qué se esconde, detrás de esa parafernalia y ese espectáculo. A mi modo de ver se esconde un muy especial afán recaudatorio.

El afán de mantener contentos y esperanzados a miles y miles de ciudadanos a los que no se les hace justicia, en la expectación de que algún día se hará con el pisito. Esto es, "un medio de aumentar el erario público” * (la credibilidad del sistema y la del Sr. Madrazo) “sin quebranto de los contribuyentes” * (sin gastar más en hacer más pisos ni calificar o expropiar suelo para ellos).

(*) fines que se le asignaban a la lotería en el decreto de su creación en 1812

Todo un hallazgo y la gente a tragar.

Etiquetas: , ,

Firmado:->Ricardo Ibarra 

4 Comentarios:

Anonymous Pablo Aretxabala opina ...

Lo que no deja de sorprenderme es que se hable de la vivienda, de las vpo de Madrazo, etc como si los concejales del Ayuntamiento de Sopelana no tuvieran nada que ver con nada de esto... en fin, sorprendente!

21 enero, 2007  
Anonymous Iñaki opina ...

Ya puse el otro día un comentario en este blog diciendo que el sistema de los sorteos no me gusta.

De ahí a sacar las conclusiones del afán recaudatorio y todas las cosas que dice este buen hombre, no sé, creo que me he perdido.

Si argumentamos en función de quién haga las cosas y a qué partido pertenezca, mal vamos.

Ya sé que es lo que se hace habitualmente, pero haciendo lo mismo, seguiremos obteniendo lo mismo: el descrédito de la política.

A algunos nos gustaría buscar solución a los problemas, honestamente, dejando de lado la calculadora de réditos electorales.

¿Será posible?

21 enero, 2007  
Blogger Cristina opina ...

Le contesto a ese paseante que se esconde detrás del épico nombre de Rubín. Es ciertamente peligroso que una persona con las responsabilidades públicas que Ricardo Ibarra tiene en Sopelana se tenga que valer de las palabras y reflexiones de otro para contestar y rebatir ideas con las que no está de acuerdo. No sé que pensarás tu de esto. También quizás te haga reflexionar.
De todas maneras, puesto que las reflexiones, a fin de cuentas, amigo Rubin, son tuyas, a ti te escribo para hacerte llegar la reflexión que a mi me hizo reaccionar y participar por primera vez en un foro de estas características. No pienso hacerlo más. Yo soy más amiga de la plaza pública y de rebatir y contrastar las ideas propias allí donde se espera que se haga.
Bueno: me despido de ti amigo Rubin presentándome y dejándote alguna pregunta para que sigas alimentando tu reflexión. Espero no dejarte pasmado por segunda vez.
Esa tal Cristina a la que te refieres es concejal de Ezker Batua de Sopelana. Además de eso, me dedico a enseñar y escribir desde hace muchos años sobre Teorías de justicia. Algo sé de justicia equitativa, de igualdad y de criterios de distribución de recursos. Me parece que en tu enérgica respuesta, te has quedado en el fácil recurso de la lotería y el azar acudiendo a ejemplos (como la lotería de navidad, sorteos benéficos, etc.) que nada tienen que ver con el fondo de mi reflexión (llegas incluso a afirmar que la defiendo, cuando en realidad no me posicione personalmente hacia ninguno de los argumentos que entonces aporté. Solo dije que hoy por hoy este sistema es el que, cuando los recursos son escasos, mejor protege y garantiza los derechos sociales de los ciudadanos. Me contestaste llamándome comunista. Te animo a que me digas que otro sistema garantiza eso de lo que yo estoy hablando). Tu nombre, fíjate, me anima incluso a tirarte el guante y retarte a que me contestes. Sé que no vas a aceptar el duelo. Una lástima.

De todas maneras, no es este el foro para discutir sobre ello, pero puesto que como dice Marina (a quien veo, lees o, al menos, citas), el ímpetu ético se sostiene a través de la inquietud y las preguntas, aquí van algunas.

¿No te parece que no se puede frivolizar con una cuestión como la de la vivienda: un recurso escaso (cuestión por cierto que apenas si tienes en cuenta en tus airadas respuestas? ¿Cuál es tu propuesta para establecer criterios de justicia distributiva? Compártela con nosotros, Rubín de Cendoya... Compártela y dinos si estás de acuerdo con Ricardo Ibarra cuando propone: ¿No sería más lógico atender la demanda de los 400, ayudándoles a alquilar una vivienda digna mientras estén en condiciones que requieran ayuda social, que hacer felices a 75 por el "premio" conseguido y frustar a 325 por no haber sido afortunados en "el sorteo"?

Si hablamos de justicia: ¿cabe hablar en términos de “ayuda” cuando nos referirnos a garantizar derechos como el acceso a la vivienda? ¿No es esto, al igual que las rifas benéficas, un mismo criterio benefactor y paternalista de la administración?
Pero la pregunta sobre la que más me gustaría que reflexionases, Rubín, es ¿cuándo crees que una persona está en condiciones de requerir ayuda social? ¿cuándo no puede pagar más de 90 millones por un vivienda en Sopelana? ¿O un alquiler mensual de 900 euros?..... ¿Quizás cuando no puede pagar una casa que requiere una obra de acondicionamiento completa pero vale 60 millones? ...... ¿Dónde está la muga? Tu que eres paseante y un poco poeta, Rubín: ¿qué pasa cuando al andar ni siquiera puedes otear el horizonte?

¿Cuándo una persona está en condiciones de recibir ayuda social en relación a la vivienda? Esa es la pregunta que me gustaría que me contestaseis. Nada más. No espero ninguna respuesta, y aunque la haya, no pienso volver a utilizar este medio para dialogar contigo: ya te digo que yo soy amiga de la plaza pública. No me gusta esconderme en estos foros tontos que necesitáis para retroalimentaros. Yo os invito a que cuando queráis contratéis conmigo en esa plaza pública todos vuestros argumentos sobre la justicia. Podemos incluso hacerlo dando un paseo, amigo Rubín. Todo sea por aclararte algunas cuestiones que entonces te llevaron a reflexionar. No cambies de rumbo allá donde te convenga. Y navega, como te diría José Antonio Marina, haciendo frente a las olas, y agarrando fuerte el timón. Navega incluso, o sobre todo, con mala mar (como cuando, por ejemplo, al otro lado, hay alguien que no piensa como tu): en tu respuesta no aportas nada. Solo rebates. Es la estrategia de un pirata cobarde. Y no creo que quieras ser un pirata cobarde, verdad? Tampoco mis argumentos son los de una comunista. No lo soy. Y no tengo ningún problema, amigo Rubín, en decir ni lo que no soy, ni tampoco lo que soy, ni quien soy.

Espero que Ricardo me permita que te llegue esta reflexión publicando en su foro este comentario. Ya he dicho que es la segunda y la última. Si es así, se lo agradezco de antemano. Y de ti Rubín, me despido.

Un placer,

Una tal cristina.

21 enero, 2007  
Blogger Rubín de Cendoya opina ...

ALGUNAS RESPUESTAS A CRISTINA

Antes de nada, el citarte como una tal Cristina sólo es debido a que tu personalidad no es accesible en la red, ahora se que eres concejal de Ezker Batua en Sopelana lo cual puede explicar tu controversia con Ricardo Ibarra. Conmigo no debes ir por esos derroteros, pues sólo soy paseante y, como pretendo indicar con mi “apellido”, más místico que épico.

No voy a responder ahora a todas tus preguntas, unas porque no tengo respuesta para ello, otras por falta de espacio y otras por que no tengo ganas, sólo te indico una cosa concreta.

Creo que no tienes razón cuando afirmas lo que sigue:” Solo dije que hoy por hoy este sistema es el que, cuando los recursos son escasos, mejor protege y garantiza los derechos sociales de los ciudadanos.” No puede ser cierto que el azar garantice y/o proteja ningún derecho. Seguro que entre los solicitantes no hay dos casos iguales y sin embargo ese sistema iguala a miles y miles.

En cuanto a lo que considero un límite para ayudar en la vivienda, pues un par de cosas a vuela pluma, ni sesenta ni noventa millones, una casa para quien la necesite, tampoco se trata de andar imponiendo nada, eso sí, debiera crearse urgentemente una comisión para decidir dónde y cómno empezamos a construir la mega ciudad nueva. Si para ello se necesitan más impuestos se ponen, total a la hacienda foral ningún currito le vamos a negar nada, otra cosa pueden ser los maleantes de los autónomos, los empresarios y los políticos que declaran sus ingresos de forma especial.

Me sorprende, eso sí, que una concejala y del equipo del consejero de vivienda, me reclame soluciones en lugar de críticas al sistema. Sin dejarme llevar por la demagogia, ahí van unas propuestas.

Por qué en lugar de intentar cargar los pisos vacíos con un sobre impuesto, no declaramos definitivamente los pisos como un bien fuera del libre mercado y que nadie pueda acceder a más de uno?. Seguro que eso, automáticamente, al retirar del mercado la mayor parte de la demanda, provocaría un exceso de oferta y la actuación consecuente de la mano invisible. Al menos que dicho impuesto sea de 18€, para hacer frente a las necesidades urgentes. Con 9€ la solución sería mucho más lenta.

Por qué no se someten las inmobiliarias y demás agentes del gremio al “mercado regulado”? ponemos todos los pisos al precio del metro de VPO y ya no hay caso. Reconozco que esta medida, tan drástica, conllevaría la desaparición de la consejería de vivienda, pero todo sea por la causa.

Otra solución pudiera ser también el expropiar, desde ya, todas las viviendas desocupadas o similar. Hay quien tiene segundas y terceras viviendas y las usa muy poco.

Si las anteriores propuestas no fueran suficiente para que todos los vascos y las vascas puedan acceder a un piso en propiedad, se me ocurre que bien podría el gobierno de todos los vascos y todas las vascas incautarse de las cuentas corrientes o cualquier otro bien sea mueble o inmueble para, con ese dinero, comprar suelo cualificado, al que a continuación se volvería a expropiar, y edificar las susodichas viviendas y hacer entrega de las llaves.

Ya ves Cristina no tengo soluciones; a ti te pagamos, lo mismo que a Ricardo, para que las tengáis y las llevéis a efecto. Permíteme que las mismas soluciones de siempre, visto lo visto, me parezcan insuficientes, injustas y si me apuras una tomadura de pelo al personal.

Creo que en Sopelana hay suelo calificado para más de 800 viviendas de ese tipo y no tengo leído nada de por qué, transcurridos casi 8 años de su calificación, no se ha hecho el menor trámite para instar la ejecución de esos pisos tan necesarios. Esos seguro que no se quedarán vacíos y no hará falta aplicarles el super impuesto. Claro que la verdad es que da más cancha en los medios los nueve euros de la contribución, que pelearse con “Vda. De Sainz” para que haga los pisos que tiene pendientes. Pues eso que me gustaría discutir serenamente del problema de la vivienda, pero sin apriorismos como el que te lleva a defender el estatu quo.

En fin Cristina, siento que no quieras debatir si no es en la plaza pública, al fin y al cabo un foro, pero no todos tenemos acceso a él y además cada uno dice lo que puede y dónde le dejan.

Como sé que no te merece la pena ¿por la escasísima audiencia? publicar tus opiniones en mi humilde rincón, seguiremos discutiendo por persona interpuesta, me acojo pues una vez más, a la benevolencia de Ricardo, y lo pongo también en su Blog.

22 enero, 2007  

Publicar un comentario

Link al Último artí­culo publicado:

Crear un enlace

<< Página de Inicio